Así es como nace “ASYES”

***La Asociación Nuestros Sueños y Esperanzas “ASYES” nace como producto del esfuerzo de una profesora y su familia que tiene un hijo con discapacidad auditiva: Ana Galeano. 

Como la comunidad sorda de Floridablanca no tenía apoyo ni aún lo tiene, surgió la necesidad de crear la Asociación Nuestros Sueños y Esperanzas, “ASYES”.

La idea surgió de una profesora que tiene un hijo con discapacidad auditiva, que luego formó pareja con una persona en la misma condición, de manera que el compromiso de Ana Galeano era doble, llegando a crecer, porque ellos como pareja han procreado dos hermosos hijos y así el compromiso se cuadruplica.

Pero no era solo ayudar a su hijo y su familia. La docente jubilada sabía de la necesidad que tiene la comunidad sorda, porque su hijo había estudiado con otros niños sordos en la desaparecida Centrahabilitar en Bucaramanga. Todos fueron creciendo y organizándose, unos con sus propias familias y otros con sus padres y hermanos. Ya siendo mayores, los sordos eran los amigos y compañeros de su hijo. “Era muy difícil –dice la profesora Galeano-, porque surgieron cambios en el centro educativo, mi hijo lo llevamos a otro colegio y ya crecido, cuando regresó de Bogotá, después de haber estudiado en un centro de educación especial para niños sordos, mi hijo empezó a reencontrarse con sus amigos, también sordos, sin trabajo y lo peor: excluidos de todas partes por su escasa capacidad de comunicación”.   

Como la necesidad existía, la docente atendió la recomendación del periodista Gerardo Castro Pérez y del amigo Jaime Sanabria Roa, quien los contactó con el ex secretario de Desarrollo Social de Floridablanca, Dr. Juan Manuel Ramírez, entre otros, para crear una asociación. 

Por eso ASYES nace en mayo de 2014, con la idea y el propósito de apoyar a los muchachos sordos a quienes la profesora conocía desde niños por cuanto habían estudiado con su hijo. 

En familia se analizó la posibilidad, se hicieron los estudios y en cabeza del hoy Representante Legal, ya convertido en abogado, se dio inicio a todo lo concerniente para crear la asociación. Una de las primeras determinaciones fue darle un nombre y un grupo de jóvenes sordos, en compañía de la dra. Natalia Candela Psicóloga, funcionaria de la Secretaría de Desarrollo Social, concluyeron que ese sería el nombre: Asociación Nuestros Sueños y Esperanzas ASYES.

Afortunadamente encontraron apoyo logístico en la administración de ese entonces y de varios funcionarios de la ya mencionada secretaría.

Los retos se multiplican

El compromiso de la profesora Galeano con la comunidad sorda, aumenta en la medida en que aumenta la familia.

Confiesa que uno de los mayores retos a superar es la exclusión, por aquello de las dificultades para establecer comunicación con estas personas. “Y, para colmo –señala–, la formación de intérpretes también ha sido muy lenta en el país, lo que termina de complicar el panorama”.

Esta limitante impide que la comunidad sorda pueda formarse, capacitarse y educarse. De allí que los retos de ASYES son grandes, pero con esfuerzo y constancia han ido avanzando. ASYES es hoy una comunidad reconocida, gracias al esfuerzo de esta profesora y otras personas que le han dado el impulso que la asociación necesita. 

La experiencia y la sensibilidad de la profesora Galeano, han hecho que ASYES no solo se ocupe hoy de la comunidad con discapacidad auditiva. La Asociación también trabaja con personas que tienen otro tipo de discapacidad, de manera que ASYES, es como el refugio de las personas con discapacidad (PCD) de Floridablanca, Santander. 

A punta de esfuerzo, ASYES, como Asociación de la comunidad de personas con discapacidad (PCD) de Floridablanca y Santander, se va abriendo camino, por un sendero lleno de brechas que hay que ir derribando paulatinamente, para enfrentar las dificultades que no nos permiten avanzar en procura de lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que buscan mediante sus logros bajar los índices de pobreza, con miras a transformar nuestro mundo. Este objetivo queda claro en la Agenda 2030, como una iniciativa de las Naciones Unidas.

Deja un comentario